Institucional

Congregación de “Las Hermanas de Caridad de Nuestra Señora del Buen y Perpetuo Socorro”

La Congregación de las Hermanas de Caridad de Nuestra Señora del Buen y Perpetuo Socorro ha sido fundada por Madre María Agustina en el año 1850 en  una tierra de plena luz y esplendor, la Isla Mauricio.

Por una inspiración mística, el día de su Bautismo y de su Primera Comunión, siente fuerte en su corazón de querer ser toda de Jesus y de su Madre María.
Llega a ser Hermana de caridad y con su donación a los más pobres, a los enfermos y a la juventud abandonada lleva el amor de Cristo y la autenticidad evangélica a quien se encuentra en la necesidad y a quien tiene sed de verdad.

Hoy la Congregación de las hermanas de caridad del Buen y Perpetuo Socorro, con su carisma y presencia está presente en Isla Mauricio, Bélgica, Italia, Argentina, Francia, Inglaterra, India, Filipinas, Polonia, Congo, Corea del Sur, Indonesia y Perú.

¿Quién es la Hermana de Caridad del Buen y Perpetuo Socorro?

Amiga que ayuda a los jóvenes a descubrir el proyecto de amor de Dios sobre ellos para una presencia significativa en la Iglesia y la sociedad.

"Las obras de Dios se realizan con dulzuta, firmeza y caridad"
Madre María Agustina

Madre que cura con diligencia y caridad heroica lo sufrimientos en el cuerpo y en el espíritu en los cuales ve el rostro de Cristo.
Hermana que vive en fraternidad, es acogedora, brinda amistad y alegría.
Misionera que anuncia la Palabra de vida con la fuerza de la fe y el servicio atento y generoso.

Con la profesión pública de los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia, de nuestra vida de oración, de nuestra vida fraterna y de nuestro apostolado, queremos testimoniar que Dios es amor, siguiendo el ejemplo de nuestra fundadora, que ha sabido manifestar la ternura infinita de Dios a los más pobres, a los más abandonados, a los enfermos, a los niños y a los jóvenes.

 

Galería de Fotos

Madre María Agustina Madre María Agustina Isla Mauricio Nuestra Congregación en el mundo Bandera Isla Mauricio

pizarra.html